Catalina de Medici

Los Medici son una familia admirada y odiada por igual. Fueron los amos de Florencia por trescientos años. Mecenas de artistas y científicos, promotores del renacimiento, con dos reinas de Francia en su haber y una de las más bellas ciudades del mundo como legado.

De Florencia hablaré más otro día, porque vaya si da para mucho. La ciudad fue cuna de grandes artistas renacentistas: Fra Angélico, Botticelli, Gozzoli, Miguel ángel, Leonardo, Rafael, Donatello, Ghiberti, Brunellesci, Galileo, Vasari incluso Maquiavelo; todos ellos patrocinados por la familia Medici. Esta familia nos lleva a una mujer notable, madre de tres reyes y que gobernó Francia por casi 50 años: Catalina de Medici.

Catalina nació en Florencia en 1519 y se casó con quien sería Enrique II de Francia catorce años después; evidentemente fue un matrimonio político, que alió momentáneamente a la casa francesa con el Vaticano: Catalina era sobrina de Clemente VII. Después de 10 años de infertilidad, tuvo que humillarse ante Diana de Poitiers, la amante de su esposo para tener hijos y no ser repudiada (y perder la posibilidad de ser reina). Así, fue madre de 10 hijos, uno por año.

Así, esos niños fueron la salvación de Catalina y motivo de indignación de los franceses, que además de llamarla hija de comerciantes, le crearon fama de envenenadora. Creemos un poco de contexto: Los italianos tenían fama de utilizar venenos para deshacerse de sus enemigos, y para mayor muestra está Lucrecia Borgia, que se dice usaba el agua tofana (veneno transparente, inodoro e insaboro que mataba unos días después de ingerido); sea merecida o no su fama, lo cierto es que el pueblo francés odiaba a los italianos, por tanto, odiaron a su reina italiana y a sus hijos.

Catalina, así, es la villana de muchas historias como Los Pardaillan (de Zévaco) o de La Reina Margot (de Dumas). Y pocos son los que reconocen sus aportaciones a la cultura francesa y mundial. Primero, a Francia aportó la gastronomía italiana, el ballet y las costumbres de la corte. Una aportación que agradezco infinitamente es la introducción de la ropa interior femenina, puesto que antes las mujeres usaban sólo el vestido y los calzones eran una prenda masculina; como a la reina le gustaba cabalgar, comenzó a utilizar los calzones y pese a lo que dijeran los sacerdotes de la época, impuso una moda que ahora es casi casi necesidad.
La mujer contribuyó además a consolidar el poder del estado a través de periplos o giras de la corte por toda Francia, primero como reina regente y después como Reina madre, puesto que tres de sus hijos fueron reyes: Francisco II (primer esposo de María Estuardo), Carlos IX y Enrique III.

Catalina

Mañana hablaremos de las guerras de religión y cómo Catalina jugó un papel importante en ellas y del mecenazgo de artistas.

51 Responses to “Catalina de Medici”

  • En resumen:La poesia es lo primero. En relacion a lo leido, es un gran articulo, como pocos he leido, prolijo y bien redactado tal como a mi me gusta. Con vuestro permiso lo voy a recomendar a mis conocidos. Felicitaciones y que puedas disfrutar de un buen año. Viva la poesia

Leave a Reply

En pasado
En otros libros

En Twitter


En imágenes

Instagram

Ánimo musical


Support Wikipedia
Leer y escribir


LEE