Segundo Encuentro de Twitteratura en Querétaro

En abril de este año, Querétaro fue orgullosa sede de Twitteratura en tonos barrocos, evento que convocó a  Alberto ChimalJosé Luis ZárateRaquel Castro y  Ruy Feben a compartir libros, talleres, conferencias, charlas. El  Instituto Queretano de la Cultura y las Artes organizó y la experiencia fue tan buena, que antes de cerrar el año, tenemos el segundo encuentro.

En esta ocasión, nos acompañan Jaime Mesa ( @jmeza77), que presentará su novísima novela Los Predilectos; Isaí Moreno ( @isaimoreno) que nos compartirá la magnífica El suicidio de una mariposa; Cóatl Sandoval ( @Coatl_S), tuterato queretano, de quien escucharemos hablar mucho y pronto por su excelente trabajo, y el colectivo “Los que escribimos”, un taller de creación.

No lo piensen, reserven su tiempo y aconmpáñenos este viernes 13 y sábado 14 de diciembre en el Centro de las Artes de Querétaro (en el Real Colegio de Santa Rosa de Viterbo).

Segundo_encuentro_Poster

Nostalgia de los encuentros que no fueron

Esta es la semana de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara; también del Encuentro Internacional de Educación a Distancia. Esta semana, como muchos años, estoy en Querétaro suspirando porque me hubiera gustado estar ahí. Sin embargo, esta semana es distinta.  Este año por allá pasean amigos, escritores, colegas a quienes quisiera ver, con quienes dejé pendientes charlas, asistir a las presentaciones de sus libros, presentar mi trabajo de investigación.

Este año no hay FIL ni Encuentro para mí. Tan sólo suspiro y prometo poner velas al santo encargado de velar porque las ponencias no tengan contratiempos, asegurar más de una forma de estar allá. Este es el último año en que suspiro a lo lejos. Y como terapia, leo a los dragones, gigantes, gallinas, almas en multinivel, ensayos y a sus creadores en esta antología de Tierra Adentro sobre la literatura de la imaginación:

http://www.tierraadentro.conaculta.gob.mx/revista/hic-svnt-dracones-aqui-hay-dragones/

Más sobre transmedia

El cine y los videojuegos poseen una gran sinergia con respecto a su estética visual.

Transmedia Synergies – Remediating Films and Video Games from Matthias Stork on Vimeo.

Hadas 2

Cuando las hadas sienten nostalgia del futuro, construyen barcos de papel.

La chica de oficina 20

Cambio de piel. La chica de oficina abandona su ropaje gris. Luce lentejuelas, sombrero de flores; vive en primavera sin importarle la opinión del otoño.

La chica de oficina 19

La chica de oficina trasmutó. Cada rayo de sol en el resquicio de tu ventana es una caricia suya.

Hadas 1

Las hadas son pésimas espías. Despliegan las alas con cualquier emoción.

Fin del sueño de verano. Regreso a la realidad

Entre aplausos de bailarines despeinados y brillosos, el segundo bloque del Curso Internacional de Verano para Bailarines da fin. Llega el momento de despedirse de maestros y compañeros, intercambiar direcciones, tomar fotos, cerrar una breve e intensa etapa y continuar con la vida cotidiana.

Para mi, el segundo bloque estuvo dividido en dos etapas. La primera semana tomé dos clases: Graham con Martin Lofsnes y Limón con Alan Danielson. La segunda semana fue regresar al trabajo y sólo ir a Limón, ¿cómo perderme a Alan? es uno de los mejores maestros que he tenido. Además, la segunda semana se unieron al grupo de Limón un par de consagrados bailarines que de sólo verlos me recordaban aún más la etapa en la que iba diario al CENADAC al taller libre.

Este lunes, después de todo el día en la oficina, añoré tanto ir a clases de danza diario, la libertad del leotardo y los pies descalzos frente a saco y tacones. La nostalgia todavía me acompaña y supongo que terminará por desaparecer sólo lo suficiente para que el año que entra de nuevo regrese a bailar.

 

Así, mientras escribo, recuerdo las contracciones, las espirales o la suspensión y el movimiento continuo de Limón, natural pero sostenido por la columna. Aplico ese fluir a las revisiones de tesis, o de temáticas de investigación, a la redacción de artículos o a las lecturas del Doctorado.

Con las raíces firmes, bailaré con la vida hasta que de nuevo, regrese a un estudio de danza y dedique el verano a bailar.

 

Ciclos

“Todos los comienzos son oscuros” dice Michael Ende en su Historia Interminable, y si no oscuros, al menos son inciertos. Este mes es así, incierto, lleno de expectativa, de ciclos que inician.

2013-08-04 11.51.27El día de hoy mi hijo mayor inicia una nueva etapa en su vida. Vivirá con su padre en la Ciudad de México y comenzará la prepa. Es un gran cambio, un reto que le amedrenta y enoja, es algo que lo saca por completo de su zona de confort. Es lo que le toca vivir, así que desde esta nueva postura para mí (la mamá que lo ve a la distancia, que comparte con él unos momentos los fines de semana) me tocará animarlo, recordarle sus capacidades y hacerle saber que acá estoy, que mi casa siempre será su hogar.

En una semana comienza un nuevo ciclo para mí, una gran aventura, un punto y aparte. Estudiaré el Doctorado en Comunicación Aplicada en la Universidad Anáhuac. A poco más de diez años de que terminé la maestría, seré de nuevo estudiante formal y con un proyecto que me emociona, relacionado con las Narrativas Transmedia. Pienso que es en parte destino, porque todo se dio en el momento justo, conocí, encontré, platiqué con las personas adecuadas y heme acá, lista para iniciar.

Y dentro de dos semanas mi hijo menor comienza la secundaria. Atrás quedó mi niño, mutó en un adolescente de pies a cabeza, alto, sonriente y huraño a ratos, con cara de no entender sus repentinos cambios de humor y casi listo para el cambio de etapa, sólo nos queda recoger libros, útiles y uniformes para que haga suyo el cambio y a comenzar.

Es curioso que los tres iniciemos ciclos escolares el mismo mes, es interesante cómo se acomodan las cosas, como mi pequeña familia crece y muta. Sólo resta ajustar los ojos para el nuevo comienzo, desear y ver como se transforma nuestra realidad.

Sueño de unos días de verano

Como cada año que puedo, los veranos bailo.

Llena de emoción me enfundo en un leotardo, unos pants y voy al Centro Nacional de Danza Contemporánea a ser parte del Verano Internacional para bailarines. Entrar en un salón creado especialmente para la danza, sentir la duela, elegir un lugar y calentar es parte del ritual. Ver a los demás compañeros, a los muy jóvenes que estudian en el Colegio, a los recién egresados, a bailarines con trayectoria, y también estamos quienes como yo, cada año volvemos para no olvidar.

Por fin, después de media hora de calentar, comienza la clase en el piso, con respiraciones, las series elementales en la técnica Graham, hasta que llegamos a las espirales en cuarta. De los ejercicios en el piso es el que más me gusta, porque una espiral implica girar desde la cadera toda la espalda, los hombros y sentir cómo esa fuerza eleva todo, y cómo cuando se contrae, una fuerza primigenia regresa el cuerpo al lugar inicial.

Este año estoy tomando Graham con Christine Dakin. Ella fue bailarina de Martha Graham y es un verdadero privilegio estar en sus clases. Es clara, precisa, didáctica. Explica cómo entiende el movimiento, las razones de por qué es así y no de otra forma. Me hace re-descubrir al Graham, sentir que estos veranos no son alas, son raíz. Al tomar estas clases recuerdo que necesito la fuerza primigenia del movimiento para volar –en cualquier sentido–. Trabajar el cuerpo, forzar mis límites, permiten liberar mi mente, crear, concentrarme en el trabajo académico que está por venir. Dedicar quince días a tomar clase me dan fuerza, me centran en esa parte de mí que baila. Me permiten ser más profundamente quien soy.

El jueves, Christine bailó y presentó el video “ La voz del cuerpo“. El trabajo me conmovió. Escuchar lo que ella entiende como danza, las explicaciones sobre elementos fundamentales de la técnica como la contracción, las espirales: vida misma hecha movimiento. Después respondió algunas preguntas y me dejó un pensamiento que me acompañará de ahora en adelante, quizá porque puso voz a lo que no había querido ver: “cuando la danza te toca, no puedes dejarlo”. Y por eso sigo aquí, batallando contra la poca flexibilidad, haciendo espirales y cuartas, pliés y diagonales; por eso bailo:  la danza me tocó y estoy decidida a no abandonarla.

En pasado
En otros libros

En Twitter


En imágenes

Instagram

Ánimo musical


Support Wikipedia
Leer y escribir


LEE